Avisar de contenido inadecuado

Ruedapiés: una ilusión hecha realidad.

{
}

 

Armonía

Hace unas semanas me acerqué por curiosidad a ver un espectáculo de danza contemporánea llamada Ruedapiés Danza Integrada. Había oído hablar de ellos a través de unos amigos y a los pocos días leí en un tríptico que cayó en mi mano que ésta compañía actuaba en el auditorio de la Alberca (un pueblo cercano a Murcia). Así es que pensé que era una buena oportunidad de constatar con mis propios ojos lo que de estos chicos me habían contado.

Al llegar a la explanada que se extiende frente al auditorio, algo diferente a lo que se suele percibir en eventos de este estilo se palpaba en el ambiente. Chicos y chicas en sillas de ruedas calentaban brazos y piernas junto a otros bailarines que iban a pie. Caras serías de concentración se dibujaban en cada rostro. Parecía que estaban solos. La presencia del público que se acercaba a las inmediaciones no distraía los ejercicios de calentamiento de los bailarines. Al principio no podía imaginar lo que me iba a encontrar instantes después cuando de repente se encendieron las luces y la música comenzó a sonar. Los focos iluminaron un lado del escenario, el resto quedó a oscuras, sólo el rítmo alegre de la música acompañaba la danza de dos bailarines alrededor de una chica en silla de ruedas. Los tres se movían con una delicadeza propia del mejor bailarín de danza clásica. Había comunicación entre ellos. Los ojos de aquella niña concentrados en cada movimiento, en cada gesto, en la coordinación con sus dos compañeros de espectáculo te hacía ver lo grande que es el ser humano cuando frente a él la vida pone obstáculos, dificultades. Poco a poco se fueron sumando bailarines a la coreografía. Al final unas diez personas, discapacitadas y sin discapacidad física alguna sincronizadas formidablemente consiguieron despertar en los que allí estábamos una horda de acalorados aplausos cargados de emoción y sobre todo, de gran admiración.

Lo que esta compañía ha conseguido me pareció fantástico. Hacer ver al mundo que las discapacidades no tienen porqué ser objeto de discriminación, ni de "Minus-Valía" me parece importantísimo. El solo hecho de ver a esos chicos y chicas sentirse los protagonistas de algo que quizás jamás creyeron capaces de conseguir, vale lo que no está escrito. Demostrar que con tesón y esfuerzo todo en esta vida se puede alcanzar es una lección digna de grabarse a fuego bajo cada poro de nuestra piel.

Ole y ole y ole por iniciativas tan solidarias y creativas como esta. Un abrazo para ellos y otro para Chussa que lo hizo genial.

Con cariño, besos para todos, Fer.

 

{
}
{
}

Comentarios Ruedapiés: una ilusión hecha realidad.


Es cierto. Yo estuve también viendo esa coreografía tan peculiar en donde las sillas de ruedas solo les faltaba volar. Su minusvalía se transformó en plusvalía. Y los espectadores en parte de los actores. Y el arte se llenó de sentimiento.



 



 

Antonio Paredes Antonio Paredes 28/11/2006 a las 15:00


Me encantan que ocurran estas cosicas. A nosotros nos llena de ilusión y de ganas ver comentarios como estos para seguir trabajando y crear nuevos proyectos. Me alegro que os gustara. Yo he bailado otras cientos de piezas y os puedo asegurar que es en esta en donde mejor me lo paso, me llena de energía y me crea una plenitud interna que no puedo explicaros. Para mí es un placer trabajar con ellos. Un abrazo.



P.D. Estar atentos porque a finales de enero estrenaremos una segunda pieza en el Centro Párraga.  No os la perdáis. Besos

Chussa Chussa 28/11/2006 a las 20:48
Yo no estuve, pero creo que la segunda pieza no me la pierdo...En las ocasiones que he tenido la oportunidad de compartir experiencias con personas discapacitadas me he dado cuenta de que las mismas no son cómo nos las imaginamos y que como dices, Fer, ¡Olé! porque estas personas con alguna minusvalía le ponen más energía, ilusión y ahínco a cada cosa que hacen que muchos de los que no las padecemos.
Son unos verdaderos triunfadores.
Besos
Irene Irene 29/11/2006 a las 10:49

Deja tu comentario Ruedapiés: una ilusión hecha realidad.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre